SOBRE MI

Me llamo Héctor Hernández y soy fotógrafo profesional.

 

Desde bien pequeño he sido una persona muy observadora y eso ha sido lo que me ha unido a la fotografía durante toda mi vida. Esta actitud observadora me llevó a estudiar Investigación Privada en la Universidad de Barcelona y una vez concluidos mis estudios universitarios me propuse partir de cero otra vez, estudiando lo que realmente quería, fotografía.

Consumé mis ansias de conocimiento fotográfico en 2007 cuando finalicé la especialización en tratamiento digital de la imagen, tras realizar los estudios básicos de fotografía general y una previa especialización en fotografía creativa en IDEP BARCELONA.

Es curioso que estudiara tratamiento digital de la imagen en último lugar pero de alguna manera me negaba a salir definitivamente del laboratorio. El silencio del cuarto oscuro sin más ojos que tus propias manos, el romanticismo que crea la luz roja, el olor de los líquidos, en definitiva, la sensación de artesanía a la hora de hacer fotos. Solo necesité tirar la primera foto con mi nueva réflex digital para darme cuenta del mundo de posibilidades que se abría ante mí. Tuve la gran suerte desde pequeño de tener un padre al que le encantaba la fotografía, y no me refiero a que simplemente le atrajera, sino que era de esas personas que cuando hacía algo, lo hacía bien, con método. Me enseñó ese método al pie de la letra, diafragma, obturación, profundidad de campo, etc.. y yo lo aplicaba tal cual me lo explicaba él, eso si, aportando mis tiernos e inexpertos encuadres de infante. Empecé con su cámara, una YASHICA FX2 con dos objetivos fijos de 50 & 30 mm. que por supuesto aun conservo como uno de los tesoros más importantes de mi vida. Volviendo al hilo principal de la historia, allá por 2007 y mientras todavía estaba estudiando, entré a trabajar en un laboratorio de fotografía industrial de gran formato en Barcelona, Laboratori Burch. Siendo su único empleado y trabajando muy duro durante cuatro años me enseñaron varias cosas que hoy en día sigo teniendo aun muy presentes y forman parte de mi manera de entender el trabajo. Me enseñaron que podía ser fotógrafo, que podía empezar poco a poco y que un día u otro los dejaría para ponerme por mi cuenta.

Y así lo hice, después de cuatro años manipulando mucha publicidad pude elaborar un criterio a la hora de observar fotos, de trabajarlas, de post producirlas, de decidir que contraste es el bueno, de poder decir si está muy clara o muy oscura. Mientras tanto, y después de adquirir poco a poco todo el material abrí un estudio dedicado a la fotografía publicitaria. Puesto que aun trabajaba en el laboratorio, llevaba a mis pocos clientes por las noches o los fines de semana. En cuatro años fui creciendo muy poquito a poco pero sin pausa. Alrededor de junio de 2011 el trabajo me desbordaba por lo que me vi en la tesitura de decidir si seguía en el laboratorio o me arriesgaba a irme por mi cuenta, independizándome del todo para dedicarme exclusivamente a la fotografía.

Sin dudarlo ni un segundo y con el completo apoyo de los míos emprendí el camino que me ha guiado hasta donde estoy en este preciso momento, creando mi propia cartera de clientes, trabajando y aprendiendo todo los días y especializándome cada vez más en el campo de la fotografía publicitaria y de producto y la fotografía de espacios e interiorismo sin olvidar mi parte creativa y personal. Dirijo mi propio estudio donde tengo la suerte de trabajar de en lo que realmente me apasiona en la vida, la pura fotografía.

 

CAMPOS FOTOGRÁFICOS QUE DESARROLLO

FOTOGRAFÍA INDUSTRIAL Y PUBLICITARIA

Fotografía de producto | publicitaria | imagen corporativa

FOTOGRAFÍA CREATIVA

Retoque fotográfico profesional | imágenes publicitarias

ESPACIOS  E INTERIORISMO

Fotografía de espacios interiores

BOOK  Y REPORTAJE

Reportaje personal | book profesional | Babybook | Premamá